¿Cuánto tiempo lleva escribir una novela?

Esta es una pregunta incontestable, por supuesto: Escribir una novela tomará tanto tiempo como sea necesario, ni más ni menos. Hay demasiadas variables como para poner una ventana de tiempo definida en la escritura de una larga obra de ficción.
¿Cuánto tiempo le dedica por día a escribir la novela?
¿Es usted un escritor lento, constante y preciso, o uno rápido, furioso y anárquico?
¿Necesita innumerables correcciones o elabora los textos bastante bien desde el principio?
¿Quiere ir de A a B lo más rápido posible, o piensa en disfrutar del paisaje a lo largo del camino?
¿Estás escribiendo una obra de ficción corta con una sencilla trama de género, o piensa en una segunda biblia con 130 personajes complejos y unas 60 densas subtramas desarrolladas en 1.500 páginas?

Hablando de novelas cortas y largas, la primera pregunta que realmente necesitamos abordar es ¿cuál es la longitud de una novela típica?, al menos en promedio. La respuesta es:
Una novela tiene entre 70.000 y 110.000 palabras.
Saliendo de estos márgenes los editores podrían pensárselo dos veces antes de aceptarla, y esto es debido a que la publicación es un negocio sujeto a sus particulares leyes de mercado: Las novelas muy cortas podrían ser más baratas de producir, pero los compradores de libros no sienten que están recibiendo lo justo por su dinero,  un libro de 150 páginas no se vende por la mitad del precio que uno de 300 páginas.
Las novelas demasiado gruesas serán más caras para imprimir, lo que significa que se deberán vender más unidades para llegar a la misma cantidad de beneficio, un libro de 600 páginas no se vende por el doble del precio que uno de 300 páginas.
En resumen, entre 70 y 110.000 palabras parece ser el “punto justo” de longitud novela, sobre todo para un novelista primerizo (que representa además una apuesta para los editores).
Si aun así se desea salir de estos límites, es mucho mejor escribir una novela larga que una demasiado corta. Las novelas cortas son difíciles de ampliar sin una reescritura completa, pero las novelas largas pueden ser podadas por un buen editor, o tal vez incluso lanzarlas como dos libros. Si insiste en la producción de otra Rebelión en la granja (30.000 palabras en su original en inglés) o La Guerra y la Paz (500.000 palabras), espere hasta que su nombre tenga más influencia comercial.

Volviendo al tema, si quedamos en que una novela promedio tiene 90.000 palabras, ¿cuánto lleva escribirla?

Buscando por Internet encontramos algún curso o programa alegando que le enseña a escribir un libro en tan sólo 30 días, con ésta lógica: Si escribe unas 3.000 palabras por día tendrá una novela de 90.000 palabras al final del mes, suponiendo que deje de lado familia, amigos y toda otra actividad social y/o productiva. El libro será una basura total, por supuesto.

El problema es que muchos de los nuevos escritores creen que es técnicamente posible escribir una novela en tan poco tiempo. No ayuda nada contra esta creencia lo del NaNoWriMo, o National Novel Writing Month norteamericano, donde lo primero que dicen es “¡Escriba una novela en un mes!”. Ahora a los hechos: el NaNoWriMo es escribir un primer borrador en 30 días. Los propios organizadores se apresuran a señalar que se necesita mucho más de un mes para escribir una novela completa.

¿Qué pasa con el tiempo que dedica a dar con una idea en primer lugar?
¿Dónde queda el tiempo de planificación y de investigación para el libro?
¿Y el tiempo de aprendizaje de las reglas de escritura o el de lectura de novelas para ver cómo lo hacen otros escritores?

Incluso cuando usted empiece realmente a escribir, ¿qué pasa con la revisión ortográfica, gramatical y de estilo de la cuota de 3.000 palabras por día? Confíe en mí, a menos que sea un verdadero genio, tendrá que hacer un montón de corrección.

¿Qué pasa con los días en que simplemente no está funcionando a toda máquina y usted termina desperdiciando su sesión de trabajo en Facebook, jugando al Apalabrados, Candy Crush o al solitario? (todos tenemos días así).

Siendo optimistas, estoy seguro de que es posible escribir una novela en, digamos, seis meses, si realmente se empeña en ello y no tiene inconvenientes inesperados.
Pero yo creo que 12 meses es el tiempo mínimo más realista, y de dos a tres años si usted no quiere precipitarse.

No se convierte nadie en médico o abogado en unos pocos meses. No se convierte nadie en un experto en cualquier cosa en un espacio tan corto de tiempo. Entonces, ¿por qué habría de ser diferente con la escritura de ficción?

¿Cuánto tiempo le toma a los escritores profesionales escribir una novela?

Barbara Cartland (una de las escritoras con más éxito de novela romántica del siglo XX) empleaba unas pocas semanas para escribir novelas cortas de unas 45.000 palabras en promedio, pero hay escritores que han empleado más de diez años en escribir una obra (sin juzgar su calidad).

Lo importante aquí es no extraviarse por el camino. Un escritor que saca un libro al año se dice que es prolífico. Si no se pierde de vista el objetivo (que es acabarla de escribir) una novela lleva en promedio unos dos o tres años a la mayoría de los autores consagrados (aunque cuatro cinco y hasta seis años no son infrecuentes.) Hay que recordar que los novelistas profesionales, por lo menos los famosos, tienen el lujo de poder escribir a tiempo completo, si además sumamos que son buenos en lo que hacen y tienen años de experiencia, escriben más rápido y más eficientemente que el resto de nosotros.

Si usted está escribiendo una novela por primera vez, y tiene un trabajo normal de unas cuarenta horas semanales, entonces no tiene ni la experiencia de su lado ni un montón de horas al día para dedicarle a su libro, los dos o tres años que dimos como tiempo para hacerlo sin precipitarse podrían quedarse cortos.

Conclusión
Sólo usted sabe sus circunstancias y la novela en particular que usted tiene en mente, y sólo usted sabe si usted es prolífico o una tortuga del teclado. Por lo que solo se puede hacer una conjetura en cuánto tiempo le llevará escribir ficción a un nivel publicable. Lo seguro es que no debe fijarse objetivos imposibles o siquiera poco razonables. La verdad es que no debería fijarse ningún plazo, sino objetivos de producción. Terminar la novela sería el objetivo final.

Tómese su tiempo y vaya paso a paso.

Disfrute el proceso, al fin y al cabo usted escribe porque le gusta hacerlo.

Escriba todas las veces que pueda, y sea muy productivo durante las sesiones de trabajo. Pero no ponga presión sobre si mismo con un reloj. Eso sólo le hará correr y es poco probable que así escriba su mejor novela.

Habiendo dicho todo lo anterior, estoy totalmente seguro que algunos de ustedes van a querer tener un calendario en mente antes de comenzar algo tan trascendental como escribir un libro y terminaremos poniéndole números a nuestro plan de avance. Suponiendo que los meses tienen cuatro semanas y restándole el tiempo de vacaciones y otros menesteres (unas 4 semanas), así como asumiendo que no tenemos todo el tiempo para dedicarlo a la escritura, aquí va un esquema de 48 semanas, sólo para darse una idea:

Calendario para escribir una novela en un año:

(si quiere pasar al plazo más asequible de dos años, duplique los tiempos)

1. Preliminares (4 semanas)

¿Se acuerda de cómo en la escuela nuestros maestros nos dijeron que empleáramos los primeros 10 minutos de un examen en la lectura de las preguntas? Bueno, es lo mismo con la escritura de una novela. Tómese su tiempo en los pasos iniciales del proceso de escritura. No se apresure a tomar una decisión sobre en qué categoría de ficción va a escribir, sobre el tipo de libro al que le va a dedicar tanto esfuerzo. No se conforme con la primera idea que se le venga a la cabeza. Esto último es importante, hay que poner a prueba las ideas para saber si son valiosas.

Por otro lado, todos los extremos son malos, no hay que llegar al punto de no comprometerse con ninguna idea. Vale la pena tomarse su tiempo en la búsqueda de la idea correcta, pero si se llega a un punto en que todo se convierte en lluvia de ideas contraproducente hay que aceptar simplemente una, la que más nos guste, y desarrollarla.

2. Planificación de la novela (8 semanas)

La principal tarea que se enfrentarán en la fase de planificación es la definición de un argumento completo. Dibujar un esbozo inicial no debe tomar mucho tiempo, pero la elaboración de los acontecimientos en detalle si.
Si usted es uno de esos escritores que prefieren no planificar con gran detalle antes de comenzar con la escritura, ocho semanas debe parecer un montón de tiempo. Sin embargo es conveniente planificar en detalle antes de escribir una sola palabra de la prosa y el diálogo, y este esquema para escribir una novela en un año simplemente no es viable si no tiene la intención seria de escribir una novela publicable.
No olvide que usted tendrá que asignar tiempo suficiente para la investigación previa, la creación de sus personajes, la construcción del entorno, decidir el punto de vista correcto, el tema principal y los temas secundarios durante este período y no son cosas que se puedan hacer a las apuradas.

3. Escribir un primer borrador (18 semanas)

Lo peor que puede pasar en esta etapa es que la magnitud del objetivo final lo abrume. El truco es dar pequeños pasos y saber que, con el tiempo, la tarea mayor se va completando. Y debe elegir el método de escritura que más se adapte a su forma de trabajar, a su manera de crear.

¿Cuántas palabras tiene que escribir en una semana?

Dado que la longitud promedio de una primera novela típica es de aproximadamente 80.000 palabras, usted tiene que escribir 4.000 palabras por semana. Eso es alrededor de 600 palabras al día, dicho de otra forma, sólo dos lados de una hoja A4. De repente no suena tan mal, ¿no?

Sin embargo, tenga cuidado con el establecimiento de cuotas. Escribir ficción es un acto creativo, y tratar de atenerse a un programa de producción artificial hace estragos con su artista interior. Simplemente hay que dedicarse a trabajar todos los días el tiempo asignado, y tratar de ser lo más productivo posible durante esa sesión de trabajo.

No se rinda si tiene un mal día. Le aseguro que el siguiente será mejor.

¿Recuerda que este calendario para escribir una novela es de 48 semanas, dándole cuatro semanas de vacaciones? Bueno, tome unos días libres ahora, es probable que los necesite. Y cuanto más alejado esté del proyecto, más fresco estarán sus ojos será cuando regrese a leer el primer borrador para el paso siguiente.

4. Revisión (otras 18 semanas)

Si usted es como la mayoría de los escritores, el manuscrito no se verá muy bien en esta etapa. Hay algunos genios (o mentirosos) por ahí que dicen poder producir una prosa perfecta al primer intento, el resto de nosotros los mortales nos tenemos que conformar con varias rondas de revisión.

La buena noticia es que la modificación de las palabras de una página completa es mucho más fácil que llenar una página en blanco. La mala noticia es que todavía es un proceso que consume bastante tiempo.

Comience por revisar el contenido de la novela, lo que usted ha dicho. Después pase a editar el estilo, cómo lo ha dicho. Esto básicamente significa pulir las palabras hasta que brillen.

Es necesario confiar en el oído en este proceso. Algunos pasajes puede ser que necesiten sólo un par de revisiones para hacerlos todo lo buenos que pueden ser. Con otros, hay que trabajar más. Es importante tener en mente el mensaje que se quiere transmitir y tallar la roca del párrafo en bruto, o la línea de diálogo, hasta lograr lo más cercano a la sensación buscada.

Eso es todo. Si este calendario le es útil de alguna manera, muy bien. Si usted decide ignorarlo por completo y dejar que su novela se tome el tiempo que necesite, ¡aún mejor!

A %d blogueros les gusta esto:

Navegando este sitio usted acepta le utilización de cookies. mas información

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

cerrar