La ficción autobiográfica

Toda la ficción es autobiográfica hasta cierto punto. Sólo hemos vivido una vida (la nuestra), por lo que no podemos dejar de escribir sobre ella. Si estamos hablando de ficción, el peligro es que sea demasiado autobiográfica.

¿Cuál es la diferencia entre escribir “ficción autobiográfica” y escribir acerca de “lo que sabe”? ¿Nunca pensó en ello? Entonces debería hacerlo, ya que es una de las mayores áreas de confusión que existe para los principiantes en la escritura de novelas. Cuando usted está aprendiendo a escribir novelas, una de las primeras cosas que oye es: escriba sobre lo que conozca.

También escuchamos que la ficción autobiográfica es una mala cosa, lo que aparentemente contradice el consejo de escribir acerca de lo que uno sabe. Pero en realidad, no lo hace. Los dos consejos están acertados. Todo se reduce a “pedir prestado” hechos de su historia personal en mayor o menor medida.

La escritura autobiográfica pura es una versión apenas disimulada de su propia historia de vida y por supuesto que es válida, para personajes conocidos y para quienes hayan vivido algo en carne propia que debe ser contado desde su óptica personal (El Diario de Anna Frank se me viene a la mente). La ficción autobiográfica basándose sólo en nuestra experiencia, además de cambiar los nombres y quizás las ubicaciones de los hechos o datos clave, no hace prácticamente nada para separar los hechos de la novela de los acontecimientos de su vida real. ¿Y sabe qué? Eso rara vez funciona, no importa lo fascinante que usted crea que fue su vida.

Su trabajo como escritor de novelas es dar forma a nuevas experiencias, no rescribir las viejas. Nótese que escribo “dar forma”. La vida real no tiene ningún formato, y ​​ese es el problema serio al tratar de hacerla pasar como ficción.

Una trama consiste en una serie de eventos relacionados, cada uno es el efecto de un evento anterior y una de las causas de un evento por venir. Este es el vínculo lo que mantiene al lector pasando páginas, con ganas de descubrir lo que sucede después.

Pero la vida real no suele ser así. Es más aleatoria, más episódica. Un evento A ocurre y entonces ocurre un evento B, pero los dos eventos no tienen nada que ver uno con el otro y por lo tanto resultan inútiles para los fines de una buena trama de ficción. Seguramente también hay un montón de cosas aburridas e intrascendentes en medio de estos dos acontecimientos. Y la vida real rara vez proporciona finales perfectos, con todos los cabos atados cuidadosamente.
Ah, y ¿se ha dado cuenta cómo la vida real está llena de coincidencias increíbles? Como cuando se piensa en un viejo amigo que no ha visto desde hace años y que llama por teléfono al día siguiente. O cuando está de vacaciones a miles de kilómetros de casa y se encuentra con la pareja que vive tres puertas abajo. Sabemos que ese tipo de cosas suceden todo el tiempo en la vida real, pero ponga una de estas coincidencias en su novela y el lector no va a creer una sola palabra. La vida de verdad es más extraña que la ficción.

Otro problema con la escritura autobiográfica disfrazada de ficción es que resulta difícil ser objetivo. Sí, el paso del tiempo nos ayuda a tener una perspectiva más amplia de los acontecimientos. Pero, ¿cree que podría tener la objetividad suficiente cuando el protagonista es usted y la historia del protagonista es su historia?

Si a usted le atrae escribir ficción autobiográfica, a pesar de todo lo que he dicho, tengo dos consejos:

Reformar y reorganizar los hechos de su vida tanto como sea posible. No vea su novela como una versión novelada de su vida sino como una versión ficticia de lo que su vida podría haber sido o debería haber sido, o algo así. Póngase a jugar con la cronología, mezcle personajes inventados, cambie algunos eventos. Usted encontrará esto mucho más creativo, ya que requiere que usted utilice su imaginación.

Si no quiere distorsionar los hechos, o reordenarlos de forma más agradable, considere escribir una autobiografía real. Puede ser un mercado difícil de abordar si no es famoso, pero si su vida realmente ha sido tan fascinante y tan llena de aventuras como usted cree entonces existirá un gran mercado sin duda.

Si usted NO desea escribir ficción puramente autobiográfica (buena elección), pero sin embargo quiere hacer pleno uso de sus experiencias (otra buena opción), hay algunos consejos para escribir sobre lo que sabe.

1 Respuesta

  1. Alicia dice:

    De un tiempo para acá, he analizado que la narrativa autobiográfica es interesante por que quienes vivieron esos episodios, vivieron verdaderas historias dignas de ser plasmadas en papel, para mi es más interesante inventarme una historia que no se parezca en nada a la vida real pero no descarto agarrarme de las otras cercanas a mi que son muy bellas y ejemparizantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Navegando este sitio usted acepta le utilización de cookies. mas información

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

cerrar