La Lista Snyder

lista
Blake Snyder fue un guionista cinematográfico norteamericano que desarrolló un sistema de escritura de guiones el cual se convirtió en una de las herramientas más consultadas y estudiadas en la industria del cine. Estoy hablando de la serie Save the Cat! (Salva al gato!), tres libros publicados entre 2005 y 2009, que ya han vendido millones de copias. El primero ya se encuentra en la reimpresión número 23. Hasta su muerte en 2009, Blake Snyder dictó exitosos cursos y seminarios para escritores de distintas disciplinas y llegó a ser el consultor de guiones más prestigioso de Hollywood.

El curioso nombre de la serie proviene de las escenas iniciales de Alien, una de las películas analizadas por Snyder, en las que Ripley ayuda un minino.

La propuesta de Snyder era desarrollar un patrón de estructura para las historias (guiones) de ficción, basado en el análisis de cientos de películas que él consideraba bien estructuradas. Sin dejar de lado la tradicional estructura en tres actos, Snyder encontró que podía subdividir ese esquema debido a un patrón común en la secuencia de los eventos que consta de 15 puntos (o golpes, beats, como él los llama): La lista de golpes de Snyder  (The Blake Snyder Beat Sheet o BS2).

Contrario a la mayoría de los libros de escritura paso a paso, que repiten la necesidad de utilizar la conocida estructura en tres actos pero dejan el segundo acto como un inmenso desierto (de medio libro) que hay que atravesar sin mapas, la serie Save the Cat! presenta esta misma estructura en porciones más pequeñas y manejables. Cada una con una meta específica para el desarrollo de la historia.

La Lista Snyder ayuda a construir un argumento que mantiene a la historia enfocada y avanzando. A continuación haré un escueto resumen de cada punto de la lista, pero si desean profundizar (y tienen algo para invertir) les recomiendo que consigan el libro ¡Salva al Gato! Si bien está orientado a guionistas, las técnicas son de utilidad para cualquier creador de historias.

La Lista Snyder
(adaptada a novelas, tomando como base una obra de 80.000 palabras):

1.Introducción (primera página)
Define el tono y carácter de la historia. Es una escena inicial que deja entrever el tema antes de que empiece realmente la acción.

2. Sitio y situación (16.000 palabras)
Define el status quo. Presenta al protagonista y su mundo tal cual es ahora. Se ven sus problemas (o la falta de problemas) de su vida cotidiana.

3. Establecimiento de Tema y Conflicto
Se desarrolla en paralelo con el punto anterior. Se clarifica el contexto y las cosas que pasan tal cual son. Se pone en perspectiva la verdad de lo que sucede con algunas escenas que redondean al protagonista, su entorno y el peligro inminente o posible.

4. Catalizador o desencadenante (al 20% de la historia)
El momento en que esa vida cambia. Es el telegrama de despido, el instante en que descubrió que su pareja lo engañaba, deja entrar el monstruo a la nave, encuentra al amor de su vida. La vida como la conocía el protagonista está por cambiar.

5. Debate (8.000 palabras)
El cambio asusta y hace dudar al protagonista por momentos. La incertidumbre sobre el camino que se debe tomar cobra importancia y cuestiona la posibilidad, conveniencia o capacidad para aceptar este reto. Es la última oportunidad de retirarse y evitar el cambio.

6. Punto de giro (al 25% de la historia)
Entrando al segundo acto. El protagonista se decide a actuar y el viaje comienza.

7. Subtrama 1 (4.000 palabras)
Se presenta el tema añadido a la historia principal. Usualmente es al tema de la relación amorosa (salvo en el caso del género romántico, en que se invierten los papeles) y cómo ésta afecta al tema principal, potenciándolo o no.

8. La meta y la promesa del viaje (16.000 palabras)
Es una parte ágil y distendida de la historia, puede también ser divertida. El lector comprende cuál es el objetivo que el protagonista quiere lograr y lo ve comprometerse con la tarea, comenzar el viaje explorando este nuevo mundo (juego, escenario, situación) que ya no es el del principio de la historia.

9. El Ecuador o el punto medio (50% de la historia)
Dependiendo del tono y género de la historia, en este momento todo va sobre ruedas o parece que todo está en contra. Todo es genial o todo está mal. El protagonista piensa que tiene o puede conseguir todo lo que quiere o por el contrario se le cierran las puertas a todas las posibles vías de escape. Pero no todo lo que queremos es lo que realmente necesitamos al final.

10. El peligro acecha (16.000 palabras)
Las dudas, los celos, el miedo, los enemigos emocionales o físicos se hacen presentes y muestran que pueden derrotar al protagonista, que ya estaban trabajando para impedir que consiga su meta, que son más efectivos, fuertes o insuperables de lo que se pensaba. La situación genial/todo mal del protagonista se desintegra.

11. Todo está perdido (al 70% de la historia)
Es la situación opuesta al ecuador (el momento genial/todo mal). El protagonista se da cuenta que ha perdido todo lo que había conseguido o ya no tiene sentido tenerlo. La meta inicial se ve ahora más difícil o imposible. Alguien muere o se produce una pérdida irreparable. Puede ser física o emocional, pero marca un punto de no retorno. Algo deja de existir para ser reemplazado por algo nuevo.

12. La oscura noche del alma (8.000 palabras)
El protagonista toca fondo y pierde toda esperanza. Guarda un luto profundo por su pérdida (sus sueños, su meta, su mentor, su amor, su familia) Es necesario caer hasta lo más bajo para tomar impulso.

13. Punto de giro (al 75% de la historia)
Entramos en el tercer acto. El protagonista ve una luz al final del túnel, una posibilidad, un atisbo de solución definitiva. Gracias a una nueva idea, un punto de vista diferente, inspiración o una propuesta distinta desde la subtrama (usualmente la historia de amor), el protagonista se decide a intentarlo de nuevo.

14. Clímax (16.000 palabras, hasta el 95% de la historia)
El protagonista adquiere la certeza, entiende realmente el tema y todo tiene sentido. Incorpora todo lo que sabe y ha aprendido desde la trama principal y el contexto de la subtrama para solucionar el conflicto. La síntesis es la clave.

Este punto tiene subdivisiones que marcan el ritmo:

14a. Reunir al equipo: Real o figurado. Es el momento en que el protagonista consigue cosas (gente, armas, artefactos, valor) porque va a actuar.

14b. El asalto del Castillo: El ataque a los chicos malos (al problema, al villano, a la dificultad externa o interna) es ahora. Coordinado por un plan o llevado por el impulso el protagonista inicia lo que cree que es el ataque definitivo.

14c. Momento Sorpresa: Algo no sale como se esperaba por un fallo propio, la fuerza o la inteligencia del contrincante. Es algo inesperado y será más efectivo cuanto más original (sin dejar de estar bien clara la causa, previamente plantada en la historia). Puede ser una traición en el equipo, el descubrimiento de que todo es una trampa, un malentendido en que ve a su amor con otra persona o que el arma en el que confía tanto no sirve.

14d. Aún más bajo: Esto desilusiona y descoloca al protagonista por un instante y lo hace cuestionarse todo en busca del porqué de esta derrota. Se acelera su comprensión o se incrementa su habilidad debido al mayor esfuerzo y ve que sí hay salida.

14e. La ejecución del nuevo Plan: Un aspecto de la solución que fue sugerida antes a los lectores pero que fue descartada surge para desatascar el camino hacia la victoria, el amor o la meta. A toda prisa se establece un nuevo curso de acción para todo el equipo o el protagonista ve claramente cuáles son los pasos a seguir y los realiza, no sin dificultad.

15. Resolución (4.000 palabras)
Escenas finales, donde se resuelven rápidamente subtramas. O simplemente una escena final que da a entender los cambios ocurridos en la vida del protagonista y muestran el nuevo statu quo, el nuevo orden de las cosas y dejan vislumbrar cómo van a ser de ahora en adelante.

Para quien quiera ver ejemplos de esta lista aplicados a películas conocidas, puede encontrar muchos en La página de Blake Snyder, Salva al gato (en inglés).

Esta lista es una especie de checkpoints para controlar la correcta estructura del argumento final, justo antes de acometer la tarea de escribir las escenas de nuestra novela. También puede ser un control para la estructura del primer borrador y verificar si seguimos en la vía correcta. En definitiva, es otra herramienta que quizás pueda ayudarnos a lograr el objetivo de terminar nuestra novela.

Más artículos...

6 Respuestas

  1. Ángel Gabriel dice:

    Fascinante capitán,como diría el sr. Spock. un tema sumamente necesario de comprender y estudiar para la estructura correcta de la novela, para tener un esquema básico y general de estructura, para poderlo aplicar en cada intento de novela que tengamos. Una consulta, cuando se habla de guionista se me viene a la mente de inmediato el que escribe diálogos en su libro ¿Hay ejemplos concretos de esos párrafos o partes que tu mencionas con diálogos u otras formas de escribir?
    ¡¡¡¡FELICITACIONES POR EL TEMA!!!!!!!!!!

    • escrilia dice:

      Con guiones me refiero a historias para cine, es una especialidad muy desarrollada en EEUU. Esta es una lista para escribir Guiones Cinematográficos, pero yo la he adaptado para que coincidiera con los términos utilizados en las novelas. Saludos!

  2. Seba dice:

    Genio. Increíble herramienta. Gracias totales.

  3. Alejandro dice:

    Ya me hice la película! Espectacular, muchas gracias Tomás.

  4. Ángela dice:

    Si hubiera sabido de esto antes de escribir el primer borrador… Ahora editarlo va a ser un desastre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Navegando este sitio usted acepta le utilización de cookies. mas información

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

cerrar