5 razones de los editores para no explicar sus rechazos

noeditor

Los escritores a menudo expresan su frustración por que sus cartas de rechazo no contienen ningún indicio de la verdadera razón por la que la propuesta no fue aceptada (a excepción de algo genérico, como “El proyecto no se ajusta a nuestras necesidades en este momento.”) Un escritor me comentó una vez, ofuscado, que él no está pidiendo mucho: sólo “una palabra, tal vez dos” de explicación al final de la carta de rechazo. Eso no es pedir demasiado, ¿verdad?

Para aclarar esto decidí ir directamente a las fuentes y consultarlo con algunos editores, con las cosas que me dijeron pude hacer esta lista de las cinco razones en que más o menos coincidían. Todos recalcaron que les encanta ayudar a los autores a alcanzar sus metas y realizar sus sueños y que les entristecía decir que si es pedir demasiado. He aquí por qué:

1. Simplemente no tienen tiempo para eso.
La necesidad de agregar “una palabra o dos” (hablamos de una frase coherente, meditada y precisa, no un lugar común) a modo de explicación podría potencialmente triplicar o cuadruplicar el tiempo que toma responder a cada consulta. Con la cantidad de propuestas que reciben a la semana, no tendrían tiempo para trabajar.

2. Hay veces que saben cuando una propuesta no es de su agrado, pero no es fácil de explicar rápidamente por qué.
Cuando usted camina a través de la tienda en busca de ropa, no se detiene en cada artículo a analizar por qué no es adecuado para usted. Por supuesto que no. Pero si lo hiciera, ¿le gustaría pasar un montón de tiempo tratando de identificar exactamente por qué no llamó su atención? ¿Quizás fue algo sobre el estilo? ¿El color? ¿Es simplemente feo? ¿O es que simplemente no coincide con lo que está buscando en este momento?

No tiene sentido emplear todo ese tiempo en averiguar por qué no le gusta la mayor parte de la ropa. Usted está allí para encontrar algo que se pueda comprar, así que ahí es donde debe ser gastada la mayor parte de su tiempo. Es lo mismo con las propuestas. Los editores deben dedicar su tiempo a buscar material con el que puedan trabajar, y rápidamente prescindir del resto.

3. Sus razones pueden hacer más daño que bien.
¿Le gustaría escuchar que creen que su idea del libro es (en su opinión) poco original, aburrida, trillada o mal escrita? Los editores no quieren confundir, enfurecer, o deprimir sin necesidad a los escritores. Cualquier respuesta breve que ofrezcan sólo le dejará con más preguntas que si no decían nada.

4. Sus razones podrían estar equivocadas.
No importa por qué no quieren representar su proyecto, los editores saben que no tienen la última palabra, ni el criterio absoluto. El próximo editor que consulte podría estar fascinado con su propuesta.

5. Un editor no se siente obligado a ayudar a un escritor que no es su cliente.
La obligación de cada uno de los editores es cuidar de sus clientes actuales. Y, sin embargo, hay muchos que tratan de ayudar a la comunidad de escritores de otros modos. Levan blogs de divulgación, escriben artículos en revistas, dan conferencias y charlas. Estas son acciones que pueden llevar a cabo de manera genérica, controlando sus tiempos y evitando la implicación personal (de esfuerzo y tiempo) que conlleva la crítica individual.

Entonces, ¿dónde encontrar la ayuda que necesita para testear su novela? Puede buscarla en gente conocida de probado ánimo crítico. Pero si realmente cree que su proyecto vale la pena y tiene suficiente calidad, yo recomendaría los servicios de correctores y editores independientes de pago, según su bolsillo (deberá hacer una búsqueda a conciencia en este ítem). Habría que verlo más como una inversión que como un gasto, quizás le den los consejos justos para hacer de su novela un producto comercial (en el mejor sentido).

¿Usted se ha sentido frustrado al no recibir razones con sus rechazos? ¿Sugeriría usted una mejor manera de manejar este tema para los agentes?

Más artículos...

5 Respuestas

  1. Alba Porta dice:

    He descubierto este blog hace muy poquito y ya casi he leído todas las entradas =)
    Lo encontré no creo que por casualidad, ya que precisamente andaba buscando inspiración divina contra el famoso bloqueo, y la verdad es que, aunque todavía no me he puesto a escribir decidida y en serio, estoy mucho más tranquila y relajada, dejando que las cosas fluyan, y es de agradecer.
    Por su puesto, soy novel y trabajo en mi primera novela de fantasía. Pocas veces he leído entradas dedicadas a los escritores novatos como yo (y no tan novatos) explicadas tan bien y de manera tan cercana, así que felicidades y no dejes de escribir ^^

  2. Rodrigo dice:

    Interesante artículo. Yo he tenido rechazos bastante difíciles de descifrar. Uno en especial que recuerdo, por lo reciente, de una editorial grande, me decía que mi novela había obtenido un informe positivo. Para luego explicarme que, a pesar del buen informe, en ese caso en particular, no se habían animado a publicar la novela, y que querían leer mi próximo libro. Esto me dejó desinflado, por supuesto, y he pagado informes con resultados muy positivos y continúo corrigiendo, después de 10 versiones, multiples revisiones, con la idea que algo está fuera de sitio. Muy buen blog, una suerte encontrarlo y lo recomendaré.

    • Tomás dice:

      Gracias Rodrigo. Lo importante es no bajar los brazos y seguir escribiendo. Quizás la autopublicación sea una buena opción para esa novela y para que puedas cerrar este proyecto y pasar al próximo. Saludos.

      • Rodrigo dice:

        Gracias. Yo he publicado dos libros con editoriales tradicionales, no grandes editoriales, pero tradicionales. Creo que seguiré corrigiéndola, mientras voy escribiendo algo nuevo, y enviándola a las editoriales. Tengo dos informes de lectura positivos y por ahora, para no bajar los ánimos, imaginaré que ese rechazo editorial, proveniente de un grupo editorial grande, es honesto. Que de verdad obtuvo un buen informe, pero hay algo que falta. Puede estar relacionado con tu artículo sobre lo que en realidad mira un editor a la hora de de decidir si publicar una novela. ¡Un gran abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Navegando este sitio usted acepta le utilización de cookies. mas información

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

cerrar